Profundizar la Palabra es una colección editada por la Asociación Bíblica Argentina cuyo objetivo es acercar al público en general, estudios y comentarios actualizados de libros, textos o temas bíblicos, en un lenguaje accesible y con una sólida base exegética y teológica.


La tierra es de los pobres. El Salmo 37 es portador de esperanza para quienes más sufren las injusticias. Los justos pobres tomarán posesión de la tierra, mientras que los malvados, hoy poderosos  y exitosos, un día desaparecerán para siempre. ¿Se trata de una esperanza verdadera o de una ilusión piadosa que sirve a los intereses de los poderosos, en tanto que mantiene la “paz” del status quo? Descubrir la orientación escatológica del Salmo despliega nuevas perspectivas para la fe y el compromiso de los creyentes hoy.

Para adquirir el libro haga click aquí.

 

 


Nahúm y Habacuc. Las convulsiones violentas de los pueblos que arrastran al sufrimiento y a la muerte a tantas víctimas inocentes, sucintan preguntas y gritos de tantos creyentes que buscan la presencia y el dictamen de Dios en medio de la historia. Los dos pequeños libros de Nahúm y de Habacuc pronunciaron una respuesta luminosa, en medio de una historia oscura, que nos ayuda también hoy, a comprender el plan salvífico de Dios para su pueblo y la disposición teologal de todos los que creen y esperan en Él.

Para adquirir el libro haga click aquí.

 


Servidores de la Nueva Alianza. Se presenta una reflexión sobre los  “ministerios eclesiales”, tomando como núcleo de sentido, el misterio de Dios que obra en el tiempo, revelado definitivamente en la persona de Jesús, el Cristo, y testimoniado por la comunidad de los creyentes. Se desarrollan  los siguientes capítulos: “los comienzos”, “la comunidad del Resucitado”, “los ministerios en la Iglesia del Resucitado”, “reflexiones sobre el presente y futuro de los ministerios eclesiásticos”.

Para adquirir el libro haga click aquí.


 

Jesús, Maestro y Redentor. Las lecturas escogidas invitan a redescubrir la vida de Jesús de Nazaret a fin de comprender por qué los apóstoles y discípulos confesaron que él es el Cristo, el Mesías esperado, y el Hijo de Dios que se revela a la humanidad. Los Evangelios canónicos no hacen una disección entre el Jesús histórico y el Hijo encarnado. Los relatos evangélicos y los dichos de Jesús contienen ambos aspectos en una manera encarnacional, en un entretejido inseparable que va manifestando el misterio de la encarnación con afán y persuasión.

Para adquirir el libro haga click aquí.

 

 

Share This: