1955

En enero de 1955 se realizó el “Primer Congreso de Profesores de Sagrada Escritura” en Buenos Aires, con el fin de organizar un “Movimiento Bíblico Católico Nacional”[1]. Este entusiasmo por la difusión de la reflexión bíblica derivó en la formación de la Sociedad Argentina de Profesores de Sagradas Escrituras (SAPSE), en torno a 1960. Quienes han participado en ella la recuerdan como  “una experiencia de intercambio y producción muy importante para la historia de los estudios bíblicos en la Argentina”[2].

En los inicios, el grupo fue católico romano pero se hizo ecuménico a partir del año 1968 y más tarde interreligioso, con la participación de algunos  profesores judíos. En ella participaron Severino Croatto, Armando Levoratti, Jorge Mejía, Rodolfo Obermüller, Alberto Ricciardi, Ricardo Pietrantonio, Néstor Miguez, Jorge Pixley, Luis Rivas, el Rabino Esteban Veghazi y otros. Muchos de los artículos publicados en los números de Revista Bíblica Argentina de la época, son el fruto de estos encuentros. Fue en este contexto cuando, “los escrituristas argentinos, a partir de los años 70’ se fueron abriendo hacia los métodos sincrónicos y a los aportes de la hermenéutica”[3]. Severino Croatto relata:

“Yo me acuerdo de la reunión del año ’74, que fue acá [en ISEDET]. Fue muy interesante, se trabajó sobre el tema del Éxodo, y ya con perspectivas hermenéuticas porque era en una época bastante clave. Trabajar el tema del Éxodo, de la liberación, mirando el contexto argentino, latinoamericano, planteaba el problema hermenéutico.”[4]

Las cuestiones socio-políticas por las que estaba atravesando el país, el llamado “proceso de organización nacional” (que fue una dictadura militar), exigió a los estudiosos a no detenerse en los métodos histórico-críticos, para avanzar a una hermenéutica que pueda dialogar con los acontecimientos históricos.

La Sociedad Argentina de Profesores de Sagradas Escrituras se disolvió a mediados de la década de los ochenta.

1970

En 1970 durante la Primera Semana de Teología que tuvo lugar en la provincia de  Córdoba, se constituyó la Sociedad Argentina de Teología (SAT)[5], cuya finalidad fue el servicio del pensamiento teológico en nuestro país. Este proceso fue alentado desde el seno de la Comisión de Fe y Ecumenismo de la Conferencia Episcopal Argentina, de la Iglesia Católica. Desde sus inicios, esta sociedad contó con la participación de los biblistas. A lo largo de sus “Semanas” (reuniones anuales en las que se reflexiona a partir de un tema) pueden encontrarse ponencias y comunicaciones bíblicas (un setenta y cinco por ciento de las Semanas presentan aportes bíblicos).[6] Fue en este contexto en el cual los profesores de Sagradas Escrituras comenzaron a reagruparse, convocados por Luis Rivas. El objetivo fue que, en las ponencias bíblicas de las Semanas de Teología de la SAT, se presentara el fruto de un trabajo colectivo. En 1998 se realizó el primer encuentro de Profesores de Sagrada Escritura en Mar del Plata, Provincia de Buenos Aires. Fue un período muy fructífero, ya que las reflexiones se publicaban, tanto en las publicaciones de la SAT[7], como en libros dedicados al tema.

2012

Varios años duró esta iniciativa. Pero con el tiempo, fue creciendo la necesidad de generar un marco institucional autónomo, por lo que en julio del 2012, los profesores de Biblia de la SAT, fundaron la Asociación Bíblica Argentina (ABA). ABA quiere ser un ámbito plural de encuentro para quienes hacen de la Biblia el objeto predominante de su estudio. Fomenta el estudio, la investigación y la difusión de temas bíblicos e intenta estimular el contacto entre los escrituristas de cualquier confesión religiosa, argentinos, de la región, y de otras partes del mundo. En este momento cuenta con más de sesenta socios. Luis Rivas afirma: “Todo hace prever que sin perder el interés por la difusión de la Biblia que caracterizó la actividad de los biblistas argentinos desde un comienzo, se está entrando ahora en una nueva etapa en la que tendrá más relevancia la tarea de investigación y publicación.”[8]

 

[1]  “Crónica y Notas: El Primer Congreso de Profesores de Sagrada Escritura en Buenos Aires”, Revista Bíblica 17 (1955) 15.

[2] L.H. Rivas, “La investigación y difusión bíblica en Argentina”, en: https://www.abargentina.org/noticias/la-investigacion-y-difusion-biblica-en-argentina/

[3] L.H. Rivas, “La investigación y difusión bíblica en Argentina”, en: https://www.abargentina.org/noticias/la-investigacion-y-difusion-biblica-en-argentina/

[4] J.S. Croatto, “Entrevista a Severino Croatto”, en: https://www.abargentina.org/dialogando/entrevista-a-severino-croatto/

[5] http://sociedadargentinateologia.org/

[6] Cf. Cf. V. Santamaría, “La Sagrada Escritura en el contexto de la Sociedad Argentina de Teología”, en: https://www.abargentina.org/noticias/ponencias-y-comunicacion-en-la-sat/

[7] Cf. V. Santamaría, “La Sagrada Escritura en el contexto de la Sociedad Argentina de Teología”, en: https://www.abargentina.org/noticias/ponencias-y-comunicacion-en-la-sat/

[8] L.H. Rivas, “La investigación y difusión bíblica en Argentina”, en: https://www.abargentina.org/inicial/la-investigacion-y-difusion-biblica-en-argentina/

Share This: